Aviso legal: El COLEF Andalucía no se hace responsable de las opiniones, datos y artículos publicados, recayendo las responsabilidades que de los mismos se pudieran derivar sobre sus autores. Se reserva el derecho de suprimir, parcial o totalmente, todos aquellos escritos que vayan contra la dignidad y o/moralidad de las personas

DGT y Consejo COLEF coinciden en que la movilidad sostenible puede vehicularse a través de la EF


La LOMLOE ha traído consigo una apuesta firme por el fomento de la movilidad segura, sostenible y saludable en los centros educativos, incidiendo en los desplazamientos activos. Para alcanzar este objetivo, la materia de Educación Física tiene un papel vertebrador. Por eso, que la DGT tenga la intención de introducir la bicicleta en las clases de esta materia (y quiera implicarse en ello), se presenta en un momento idóneo ante los nuevos cambios curriculares.


El Director General de Tráfico, Pere Navarro, y la subdirectora general de Formación y Educación Vial, María José Aparicio se reunieron con Dña. Mónica Aznar, Dña. Sonia Herce y D. Javier Portela, vicepresidenta, secretaria general y director general del Consejo COLEF respectivamente, acompañados por Dña. Palma Chillón, investigadora experta en desplazamientos activos.

Esta reunión estuvo motivada por las declaraciones de D. Pere Navarro en relación con la intención de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre la posibilidad de introducir la bicicleta en las clases de Educación Física, tal y como sucede en países de nuestro entorno, como es el caso del modelo portugués.

En el transcurso de la reunión, los responsables de Tráfico expusieron a los responsables del Consejo COLEF la importancia de incluir desde las edades más tempranas los valores de la seguridad vial a través de la bicicleta. Navarro manifestó que aprender a ir en bicicleta es un primer paso para que los niños conozcan las normas básicas de tráfico, los valores que supone compartir un mismo espacio con más actores, además de inculcarles un modo de desplazamiento más limpio y que fomenta la actividad física.

María José Aparicio, por su parte, comentó que ya habían comenzado a tener encuentros con algunas Consejerías de Educación de algunas comunidades autónomas para ver si era posible comenzar con este proyecto en el próximo curso escolar. La idea que se tiene desde la DGT es la de incluir una parte teórica adaptada a las edades de los alumnos, donde aprendieran las normas básicas de circulación, señales y demás comportamientos correctos en la vía pública, una parte práctica de manejo de la bicicleta y unas horas de circulación en vías abiertas en zonas de tráfico controlado por su municipio.

Los representantes del Consejo COLEF trasladaron a la DGT la satisfacción por la medida ya que “es muy positivo que la DGT quiera vehicular sus acciones a través de la Educación Física”. De hecho, Mónica Aznar manifestó que sería coherente que el propio currículo de la materia, ahora en desarrollo para su próxima publicación mediante real decreto, integre cuestiones relacionadas con la movilidad sostenible y, teniendo en cuenta el apoyo logístico de la propia DGT, concretando también aspectos sobre el uso de la bicicleta.

Por ello, el Consejo COLEF se ha puesto a disposición de la DGT, para prestar a este organismo toda la colaboración que fuese posible con el objetivo de alcanzar, a través de la Educación Física una sociedad más comprometida con la movilidad sostenible, segura y saludable.

Oportunidad única

La Ley Orgánica de Educación, tras su modificación en diciembre del pasado 2020 por la denominada LOMLOE, integra varios aspectos que van más allá del fomento de la educación vial y las actitudes de respeto que incidan en la prevención de los accidentes de tráfico. El cambio que se ha introducido en la ley educativa apuesta por la movilidad segura, sostenible y saludable, incidiendo en los desplazamientos activos. Éstos están siendo motivo de proyectos muy fructíferos en diversos centros educativos, pero además están avalados por la ciencia. En este sentido, una de las novedades es el artículo 110.3, donde se indica que las Administraciones educativas «garantizarán los caminos escolares seguros y promoverán desplazamientos sostenibles en los diferentes ámbitos territoriales, como fuente de experiencia y aprendizaje vital».

Ahora bien, no debe olvidarse que, además, como objetivo de la etapa de Primaria se especifica el desarrollo de «hábitos cotidianos de movilidad activa autónoma saludable, fomentando la educación vial y actitudes de respeto que incidan en la prevención de los accidentes de tráfico». En Bachillerato también se explicita que se han de afianzar «actitudes de respeto y prevención en el ámbito de la movilidad segura y saludable». En el resto de etapas y enseñanzas, como son Secundaria, Formación Profesional Básica y Ciclos de Grado Medio, el fomento de la movilidad activa está estrechamente relacionado con el afianzamiento de los hábitos saludables.

Así pues, la materia de Educación Física puede tener un importante peso, dados los aprendizajes que de ella se han de desprender relacionados con la actividad física y los estilos de vida saludable, donde se enmarca la movilidad sostenible. El personal docente de esta asignatura tiene un papel fundamental para que la sociedad no solo sea más activa, sino para que lo sea mediante el uso de transportes que minimicen el impacto sobre el planeta, como es la bicicleta.


Entradas destacadas
Entradas recientes