top of page

Aviso legal: El COLEF Andalucía no se hace responsable de las opiniones, datos y artículos publicados, recayendo las responsabilidades que de los mismos se pudieran derivar sobre sus autores. Se reserva el derecho de suprimir, parcial o totalmente, todos aquellos escritos que vayan contra la dignidad y o/moralidad de las personas

Apuesta en Granada por el ejercicio físico para tratar la lumbalgia crónica

Por segundo año consecutivo, el Hospital de NeuroTraumatología y Rehabilitación granadino desarrolla un programa de intervención multimodal con el ejercicio físico como componente central, que atiende a 70 pacientes de la provincia con lumbalgia crónica.


El Hospital de NeuroTraumatología y Rehabilitación del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada está desarrollando, por segundo año consecutivo, un nuevo programa de intervención multimodal con el ejercicio físico como componente central para 70 pacientes de la provincia afectados de lumbalgia crónica.

Este proyecto de investigación está desarrollado por el grupo de investigación TECE20-Rehabilita-T del Instituto de Investigación Biosanitaria ibs.GRANADA, compuesto por un equipo multidisciplinar de educadores/as físico deportivos, médicos, fisioterapeutas y enfermeros/as, entre otros ámbitos, y liderado por el doctor en Biomedicina y profesional colegiado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte del COLEF, Andalucía Víctor Segura Jiménez (col. 64 937).


Cabe destacar que este programa de intervención de ejercicio físico, que comenzó el pasado mes de septiembre, es una continuación del anterior proyecto de investigación llevado a cabo el año pasado en el mismo hospital granadino, donde participaron 105 pacientes con lumbalgia crónica.

“Los primeros datos que hemos analizado de nuestro proyecto anterior ya nos muestran que una mayor condición física muscular del individuo se asocia con menor dolor. Por lo tanto, intervenciones de ejercicio en las que se trabaje la fuerza muscular, como estamos realizando con nuestros pacientes, pueden ser eficientes reduciendo el dolor y mejorando la calidad de vida de los mismos. Sin embargo, a pesar de la evidencia, los medicamentos recetados siguen siendo una opción habitual en el tratamiento de pacientes en el sistema sanitario público”, ha explicado Segura.

En este sentido, el proyecto vuelve a apostar por una base que combina el ejercicio físico y mindfulness en esta población, debido a la buena acogida que tuvo anteriormente y los resultados positivos sobre la salud del paciente, publicados en congresos nacionales e internacionales, como el Annual Congress of the European College of Sport Science, el Annual European Congress of Rheumatology, el Congreso Andaluz de Profesionales de las Ciencias del Deporte (PROCIDEP) o el Simposio de Terapias Avanzadas y Tecnologías Biomédicas, entre otros.

Programa multimodal: fuerza, mindfulness, educación en dolor y cambio de hábitos

No obstante, el proyecto ha ampliado sus campos de estudio y actuación, incluyendo, como novedad, trabajos en educación en dolor y cambio de comportamiento y hábitos.


De esta forma, el programa multimodal de este nuevo proyecto consta, por un lado, de un plan de ejercicios de fuerza diseñado para fortalecer tanto la musculatura central (profunda y estabilizadora del tronco) como el resto del cuerpo de manera integral mediante una variedad de ejercicios de fuerza. Por otro lado, y como ya se hizo el año pasado, se aplica un programa de mindfulness para que los pacientes aprendan a concentrarse en el momento presente, trabajando la atención plena.

Este año, de forma adicional, los 70 pacientes reciben clases de educación en dolor con el objetivo de aprender nociones básicas sobre el funcionamiento y la fisiología del dolor, así como la autogestión de la patología, y además se establece un programa de cambio de comportamiento y hábitos para reducir el tiempo que pasan sentados.

El objetivo de estas acciones es reducir la percepción del dolor y mejorar la salud y la calidad de vida física y mental en pacientes con esta patología. “Actualmente participan 70 pacientes en el proyecto y, como esperábamos por la experiencia del año pasado, estamos observando mejoras en la salud de los mismos”, ha señalado Víctor Segura.

Siguiente etapa del programa de intervención


En la etapa siguiente de este proyecto, los pacientes proseguirán con un entrenamiento físico de fortalecimiento muscular más intenso. El propósito es evidenciar que, después del programa de rehabilitación de la primera etapa, una segunda etapa de readaptación y acondicionamiento podría generar aún mayores beneficios en esta población.

“El proyecto actual nos permitirá conocer si el tratamiento multimodal es efectivo para mejorar la calidad de vida del paciente con lumbalgia crónica. A su vez, podremos discernir si el ejercicio físico continuado y de mayor intensidad promueve mayores mejoras en la salud del paciente”, ha explicado el responsable del proyecto.

Por último, el investigador ha recalcado que “nuestra apuesta principal se centra en la colaboración de un equipo de profesionales multidisciplinario, con el objetivo final de restablecer funcionalmente al paciente en sus actividades y responsabilidades cotidianas”.

Estructura de las sesiones con pacientes

Cada sesión sigue la misma organización: comienza con un calentamiento destinado a activar y movilizar el sistema locomotor, seguido de la parte principal, que se enfoca en fortalecer la musculatura mediante ejercicios específicos para grandes grupos musculares, y concluye con una sección de vuelta a la calma diseñada para restablecer el estado basal (reposo) del organismo.

El diseño de la primera etapa del programa de ejercicio físico se ha dividido en cuatro fases, con un total de 16 sesiones a realizar durante ocho semanas. El desarrollo del programa se divide en las siguientes cuatro fases: la primera fase, que comprende tres sesiones, se centra en ejercicios isométricos y de control motor; la segunda fase, con cuatro sesiones, abarca ejercicios de co-contracción muscular y funcionales; la tercera fase, con cuatro sesiones, incorpora ejercicios funcionales con carga externa; y finalmente, la cuarta fase, que consta de cinco sesiones, introduce ejercicios funcionales con o sin carga en superficies inestables.

Tras finalizar la primera etapa, los pacientes continuarán con un programa de ejercicio de resistencia adicional con el fin de mejorar la condición física general. Esta etapa de ejercicio comprenderá entrenamiento de resistencia funcional de todo el cuerpo 3 días/semana (50 minutos por sesión) durante un período de 16 sesiones. El entrenamiento funcional se compone de ejercicios que ayudan a los participantes a realizar actividades de la vida diaria con mayor facilidad, reproduciendo movimientos funcionales, como levantarse de una cama, llevar bolsas, recoger la compra del suelo, etc. Estos ejercicios suelen emplear todo el cuerpo y hacen hincapié en el desarrollo de la fuerza muscular. De forma indirecta también se trabajará la capacidad aeróbica, el rango de movilidad articular y el equilibrio.

“Con este proyecto, aparte de la importancia al trabajo multimodal atendiendo a las diferentes esferas de la salud del ser humano, queremos dar un especial énfasis al aporte del ejercicio físico como tratamiento de esta enfermedad, por eso hemos incluido una segunda parte del programa enfocada al ejercicio físico de fortalecimiento muscular, para corroborar los efectos beneficiosos del mismo sobre la enfermedad”, ha concluido Víctor Segura.

Es una inmensa alegría poder contar con financiación externa para poder realizar por segundo año consecutivo un proyecto de investigación para mejorar la salud de los pacientes desde el ámbito sanitario. Hasta el momento, hemos recibido muy buenas críticas, tanto de los pacientes que terminaron el proyecto el año pasado, como aquellos que están ahora mismo inmersos en el programa. Esto pone de manifiesto la importancia del ejercicio físico para la salud dentro del ámbito sanitario y cómo los/las Educadores/as Físico Deportivos podemos realizar una gran labor en el diseño, dirección y evaluación de la práctica de ejercicio físico dentro del SAS”.


Kommentare


Suscríbete a nuestra página de noticias

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
RSS Noticias
bottom of page