Aviso legal: El COLEF Andalucía no se hace responsable de las opiniones, datos y artículos publicados, recayendo las responsabilidades que de los mismos se pudieran derivar sobre sus autores. Se reserva el derecho de suprimir, parcial o totalmente, todos aquellos escritos que vayan contra la dignidad y o/moralidad de las personas

«Es cuestión de tiempo que la sanidad pública nos incluya dentro de sus programas»

02/10/2017

Entrevista a María Robles Hernández, colegiada número 58504 y responsable del servicio de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla.

María es una joven granadina graduada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla que trabaja como responsable del servicio de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y responsable de asesoramiento deportivo de la Unidad Integral de Obesidad del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón. 

 

 

¿Nos podría explicar brevemente cuál es su función como Graduada en Ciencias del Deporte en este centro hospitalario?

 

Tengo dos funciones:

 

a) Asesora deportiva dentro del grupo OBEMETS: un programa de acción multidisciplinar compuesto por un endocrino, nutricionista, psicóloga y una graduada en ciencias del deporte, que en este caso soy yo. El objetivo es alcanzar un estilo de vida más saludable, a través de un cambio definitivo en los hábitos de vida.

 

Mi función dentro de este equipo es prescribir ejercicio físico individualizado para que el paciente logre de manera eficaz el objetivo que busca.

 

b) Recuperadora funcional: Recupero lesiones y me encargo de todo lo relacionado con poblaciones especiales (embarazo, ictus, ataxia, paraplejias, síndrome down, alzheimer, parkinson…)

 

Cada vez son más los centros sanitarios que integran en su cartera de servicios unidades especializadas en actividad física y deporte y que cuentan con profesionales titulados en CCAFD dentro de sus equipos multidisciplinares. Desde su experiencia, ¿cómo percibe la aceptación de esta nueva figura por parte de los profesionales sanitarios? ¿Se producen conflictos de competencias?

 

El problema que tenemos es que pocas personas saben quiénes somos, cuál es nuestra función, cuáles son las salidas de nuestra carrera a parte de Profesor de Educación Física…

 

Por lo tanto, puede pasar que cuando nos presentemos, algunos profesionales sanitarios crean que somos o que venimos a hacerle la competencia a fisioterapeutas y ahí sí que puede haber conflictos de competencias.

 

Desde mi experiencia, digo que hay que sentarse a hablar con todos ellos, para que nos conozcan, para explicar que no venimos a quitarle trabajo a nadie sino a complementarlo y que el servicio que ofrezcan gane mayor calidad. Siempre manteniendo como protagonista al paciente. De esta manera no debe haber ningún problema.

 

 Equipo multidisciplinar ObeMetS Hospital QuirónSalud Sagrado Corazón de Sevilla.

 

«ningún otro profesional que no sea Graduado en Ciencias del Deporte debería recomendar ningún tipo de ejercicio a su paciente»

 

Por lo que sabemos, estas iniciativas han surgido en el ámbito privado. ¿Cree que la sanidad pública, y más concretamente el Servicio Andaluz de Salud, las adoptará para sus centros hospitalarios en un futuro próximo?

 

Ya se está demostrando día a día que hacer ejercicio de forma controlada ayuda a tener una mayor y mejor calidad de vida. Por lo tanto, es cuestión de tiempo que la sanidad pública nos incluya dentro de sus programas. Aunque hay muchos intereses económicos que hay que vencer.

 

Son varias las localidades andaluzas que pusieron en marcha la ‘receta deportiva’: un proyecto mediante el cual los profesionales sanitarios fomentan (prescriben) entre sus pacientes la práctica deportiva que posteriormente les planificarán los técnicos deportivos municipales. ¿Qué le parece esta iniciativa? ¿Cree que puede tener buenos resultados sin regulación profesional, es decir, sin que se ofrezcan garantías de la cualificación de los profesionales encargados de programar esa práctica deportiva?

 

Me parece bien que nos concienciemos de que no todo son pastillas para curar los males de la población.

 

Desde mi punto de vista, los médicos deben derivar a los pacientes con su “receta” a un licenciado o graduado en Ciencias de la Actividad Física para que ellos prescriban la práctica deportiva al igual que lo hacen con las sesiones para un fisioterapeuta.

 

Al igual que yo no recomiendo a mis pacientes que se tomen paracetamol para su dolor de cabeza o se echen tal producto de cosmética para la cara, porque no soy ni médica ni farmacéutica, ningún otro profesional que no sea Graduado en Ciencias del Deporte debería recomendar ningún tipo de ejercicio a su paciente.

 

Por último, parece obvio —aunque algunas corporaciones sanitarias no estén poniendo mucho de su parte— que cada vez más se reconoce a los titulados en CCAFD como profesionales de la salud para tener en cuenta en los servicios sanitarios. ¿Considera, por tanto, que el ámbito de la salud es una apuesta de futuro profesional para los estudiantes de CCAFD?

 

¡Claro que sí! Aposté en su día cuando terminé la carrera y hoy por hoy no me arrepiento.

 

Cada año que pasa estamos un poquito más cerca de conseguirlo, pero para ello hay que seguir trabajando duro.

 

Nota rectificativa publicada el jueves 12 de octubre por la Unidad integral para el tratamiento de la obesidad y síndrome metabólico (Obemets) en su página de Facebook:

 

Tras la controversia suscitada por la entrevista realizada por COLEF Andalucía a María Robles, responsable del asesoramiento deportivo en la Unidad de Obesidad y Síndrome Metabólico de Quirónsalud Sagrado Corazón – Obemets, la preparadora física ha querido aclarar que “se ha tratado de un malentendido que lamento. Fueron palabras tajantes en las que sólo mencionaba a profesionales de Ciencias del Deporte como recomendadores de ejercicio obviando, no olvidando, a médicos deportivos y fisioterapeutas, entre otros, debido a la frase con la que comienzo a hablar diciendo que no venimos a hacerle la competencia a nadie sino a complementar el trabajo. Aclarando el malentendido, con mis palabras me dirigía a personas que no están cualificadas por tener, por ejemplo, un curso de un fin de semana y le hayan dado el titulo de monitor.
Por otro lado, al estar dentro del ámbito sanitario me refiero siempre a “pacientes” por el entorno médico en el que trabajo. 
Me gustaría, para terminar, que quede claro que para nada he querido atacar ni echar por tierra a ningún fisioterapeuta".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir
Compartir
Please reload

Entradas destacadas

PROCIDEP se consolida como punto de encuentro de los profesionales de las Ciencias del Deporte en Andalucía

November 4, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo